LABORATORIO ALKEMILA

Laboratorio de Cosmética Vegetal

El Reino Vegetal encierra en sí toda la energía vitalizadora de la Naturaleza, por ello la cosmética vegetal aporta a nuestra piel las fuerzas vivificadoras y reparadoras que la Naturaleza concentra en las plantas.

Suavidad, hidratación, regeneración y emoliencia, son las propiedades que las plantas van a destilar sobre nuestra piel, armonizando todas sus funciones.

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo, por ello es muy importante que los productos que sobre ella apliquemos sean de origen natural, ya que la piel va a absorber parte de estas substancias.

Todas las substancias son de origen natural: ceras, aceites vegetales, arcilla, lecitina, extractos de plantas y aceites esenciales puros.
No utilizamos conservantes artificiales (causantes muchas veces de problemas alérgicos en la piel). Los aceites esenciales empleados poseen un gran poder bactericida, potenciado por el propóleo, que además es antifúngico y antioxidante; todo ello contribuye a conservar de una forma natural los productos.
No utilizamos colorantes, el color es el propio de los extractos vegetales.

LA AROMATERAPIA

Conocidos ya por los antiguos egipcios, los aceites esenciales se revelan hoy en dia como los grandes aliados de la cosmética y la medicina natural. Poseen infinidad de propiedades beneficiosas en nuestro organismo, y a nivel de la piel actúan tonificando y estimulando sus funciones gracias a su carácter liposoluble y a su gran poder de penetración. Por todo ello, la utilización de extractos vegetales y aceites esenciales mejora el estado de nuestra piel.

EL PERFUME

No contienen perfumes artificiales, causantes también, junto con los conservantes, de la mayoría de los problemas alérgicos. Su aroma es el que resulta de los propios aceites esenciales.



LA TRADICIÓN

Tratamos de recuperar antiguos usos y procedimientos tradicionales de las plantas, aplicándolos al campo de la cosmética, rescatando así algunos conocimientos de la Spagiria Vegetal o Alquimia de las plantas (de la que es Padre en su origen Paracelso).

La elaboración de nuestros productos es artesanal, así, el Romero, planta base de casi todos nuestros productos, es recogido en el Equinoccio de Primavera, en su momento de máxima floración y sometido a sucesivas maceraciones y calcinaciones para purificar la planta e incorporar toda la potencia de las Sales Minerales y los Aceites Esenciales que contiene.

La Alquemila es la hierba mítica y secreta que los alquimistas utilizaron para sus trabajos. Esta agua del cielo o rocío, secretado por la propia planta, era recogido al amanecer para activar el proceso de transmutación del Plomo en Oro.




Espíritus sanadores que os unís a las fuerzas sulfúricas del éter aromático ... Vosotros os vivificais con el impulso de mercurio, con la gota de rocío, con todo lo que está en crecimiento, en devenir ... Vosotros os deteneis en la sal de la tierra que en el suelo nutre la raíz ... Lo que mi alma sabe, quiero unirlo al fuego del perfume de las flores ... Lo que mi alma vive, quiero estimularlo con la gota de rocío de la mañana ... Lo que mi alma es, quiero fortificarlo con el endurecimiento de la sal que bajo la tierra prodiga sus cuidados a la raíz. (Rudolf Steiner)